¿CÓMO SE DESARROLLA CADA WORKSHOP?

Uno de los objetivos principales, será conectar y desarrollar de forma consciente nuestro potencial como intérpretes, para, posteriormente, traspasar de una manera sana y productiva esas barreras que creemos que nos limitan.

Para ello, prepararemos, alinearemos y fortaleceremos nuestro cuerpo a través de una serie de ejercicios enfocados en la preparación física que nos ayudarán a prevenir posibles futuras lesiones, ya que, la Danza representa una práctica donde nuestra estructura corporal es llevada a extremos poco naturales.

Posteriormente, y a través de la clase técnica, comenzaremos a adentrarnos en caminos no explorados con anterioridad y en esos límites previamente mencionados para llegar a desarrollarlos, ejecutarlos, y finalmente dominarlos a través del camino de la productividad, la conciencia, y el control corporal.

Finalmente, trabajaremos pautas de composición e improvisación, donde junto con todo lo trabajado con anterioridad, conectaremos con nuestra propia esencia. Este es un aspecto fundamental en el bailarín, ya que no debemos imitar a otros, sino llegar a descubrir quiénes somos en realidad para tener la capacidad de trasladar al movimiento y la creación, esa magia personal que nos hace únicos: porque no hay mayor regalo que podamos hacer al espectador y a nosotros mismos, como el de mostrar nuestro corazón y vivencias a través de la Danza con total honestidad.